Preclamsia

Se caracteriza cuando una mujer embarazada presenta la presión arterial elevada, edema y eliminación de proteínas por la orina en moderadas cantidades. Se presenta en un rango que va de un 5 a un 12% y las mujeres que están gestando su primer hijo son las más vulnerables.


La preeclampsia generalmente ocurre tarde durante el embarazo, aunque también puede desarrollarse al final del segundo trimestre o a comienzos del tercero. La condición desaparece después del parto.


Síntomas del preclamsia:


Casi todos estos síntomas pueden ocurrir independientemente durante el embarazo, y a menos que ocurran en combinación con un aumento en la presión arterial o con la eliminación aumentada de proteínas en la orina, son más bien normales.


Pacientes en riesgo de desarrollar preeclampsia:

El único tratamiento actual para la preeclampsia es el nacimiento del bebé. Cuando hacerlo depende de que tan severas sean las condiciones y qué tan avanzado esté el embarazo. Si está cerca de la fecha probable, la inducción del parto puede ser el enfoque más sensato; si se encuentra alejado del término, el tratamiento se enfocara a las condiciones actuales de la enfermedad en ese momento.