Embarazo postermino

El embarazo promedio dura unas 40 semanas (280 días) después del último período menstrual, pero solamente un 5% de las mujeres dan a luz en la fecha probable. Se trata de un embarazo postérmino si pasa de las 42 semanas.


La importancia de estos embarazos radica en que el número de complicaciones aumenta a medida que transcurre el tiempo. De 40 a 42 semanas el riesgo es pequeño, pero después de las 42 semanas alcanza niveles muy elevados. La peor complicación es la muerte perinatal. Las probabilidades de está aumentan después de la semana 41 y 42 y se duplican a las 43 semanas.


El aumento en la tasa de mortalidad en los embarazos posfecha se relaciona con varios factores, incluidos los siguientes: